domingo, 1 de diciembre de 2013

Yo me quedo aquí...San Francisco

Y tras la típica ruta californiana de hace unos años: Los Ángeles, Las Vegas, San Francisco....el Gran Cañón, el Death Valley...





 

...este año, por circunstancias de la vida, me tocó (casi)repetir.

La ruta ha sido diferente, ni mejor ni peor, diferente; el viaje...mucho mejor, es lo bueno de que la vida te brinde segundas oportunidades.

Llegada a Las Vegas en un fin de semana, que sin buscarlo, fue el perfecto...The Life is Beautiful Festival...amazing!




Muchos de los grupos desconocidos para mi, muchos que ahora son grandes descubrimientos...y para prueba un botón; en directo, desde Dawntown, Imagine Dragons :)


Geniales!.

Y es que Las Vegas de los casinos a mi nunca me gustó, para gustos los colores, pues entiendo que haya a quien le encante, a mi me resulta un cúmulo de decorados que no aporta más que muchas luces de neón y mucho impacto visual, pero que visto uno vistos todos.

Aquella mítica frase de De Niro en Casino: "Que íbamos a pintar en medio de un desierto?. La única razón es el dinero. Ese es el resultado final de las luces de Neon y las ofertas de las agencias de viajes, de todo el champán, de las suites de hotel gratis, de las fulanas y el alcohol. Todo está organizado sólo para que nosotros nos llevemos su dinero. Somos los únicos que ganamos, los jugadores no tienen ninguna posibilidad"...pero Casino es una película, Las Vegas turística se ve desde la barrera.


 

Yo me quedo con los barrios residenciales de las afueras con sus típicas casitas americanas, sus adornos de Halloween y sus barbacoas de domingo, The Lakes...




Y en algún lugar de Nevada, de cuyo nombre no quiero acordarme no ha mucho tiempo que vivían unos españoles de éstos que andan por el mundo, construyendo plantas industriales y pasando del frío extremo al calor insoportable en un abrir y cerrar de ojos...


¿Cómo describir ese pueblo?...es muy difícil...es el far west...es como si Clint Eastwood fuese a aparecer de un momento a otro pistola en mano.

Casas dispersas que bien parecen estar abandonas, dos hoteles y un bar; el bar!...ese bar al que la gente tranquila no suele ir, peleas casi diarias, vaqueros sucios y cara de pocos amigos...empezando por el barman.


...de fondo, música cowntry a tope...luz tenue...ellos, muchos con sombrero de cowboy y pinta de vaquero, otros con gorras de beisbol y camisas de cuadros...ellas, eran ella y yo, ella con su moño despeinado bailaba con el que debía ser su pareja a ritmo cowntry...cerveza y tabaco a raudales, y cara de pocos amigos...dos mesas de billar y mucha concentración en el juego...la típica máquina de música que en ese momento no sonaba...y yo allí, cerveza en mano y haciendo foto de la forma mas disimulada posible, lo que no era fácil, porque pese a ese ambiente que bien parecía sacado de otra época, las miradas extrañas eran hacia nosotros porque allí los bichos raros no eran ellos...era cierto, el camarero, ademas de sombrero cowboy, llevaba machete a la cintura y cara de "no te pases" .

Y es que pese a que la curiosidad mató al gato, yo no podía irme de allí sin entrar en aquel saloon y señalar victoria cerveza en mano...y volvimos al día siguiente...y el ambiente era más distendido, y las fotos menos disimuladas :)


Tonopah, Nevada...qué gran sitio para visitar, la América profunda podríamos decir?, y que mal sitio para vivir.



Healthy desayuno listo, zapatillas preparadas para el running mañanero y...


...Bienvenidos a Tonopah!, de los 30 grados de Las Vegas a mañanas nevadas en en lo tardas en atarte los cordones :(.

Pero todo tiene su recompensa...nos vamos a San Francisco??.



siiiiii, por favor....pero esta vez lo planificamos bien!.

Y aquella espinita clavada, aquel me ha sabido a poco de hace 5 años, quedó resuelto...



Seguimos los pasos de Jack Kerouac y la generación Beat...

On the Road, qué gran libro!!, ¿lo habéis leído?..."El aire era tibio, las estrellas tan hermosas y las promesas de cada callejón adoquinado tan grandes...", cita del gran Kerouack en JK Alley, callejón con su nombre donde éste solía acabar sus juergas en el Vesubio. A La izquierda la choza del amor, dónde escribió el borrador de la novela, y donde se hizo amante de Catolyn Cassady.

Y no nos vinimos de SF sin hacer el mítico paseo en bicicleta cruzando el famoso Golden Bridge:


Ni sin visitar los leones marinos del muelle 39:





Ni sin vivir la famosísima noche de Halloween en una galería de arte que cuando el sol desaparece se convierte en pub y aquel día en concreto en un auténtico desfile de carnaval...



Y allí al fondo...Alcatraz:



Tampoco nos vinimos sin asistir a a una misa gospel en Glide church que nos puso la piel de gallina...ver para contar.



Ni sin pasear por Mission y disfrutar de sus murales, de su historia...




Y por Castro, paraíso gay, y en general un lugar maravilloso...


Y ya que estamos en el país de las grasas trans, el colesterol y las malas costumbres culinarias, pues allá donde fueres, haz lo que vieres...


Pero a pesar de mi healthlife style, que se quedó en España, he de decir que oh yeah! desayunaco!.

Pero como todo aburre, una de bruch para poner el punto original al día, Sunday's drag brunch experience en el Starling Room de Sir Francis Drake Hotel:

Y es que dos amantes del vino, estando tan cerca, no podían venirse sin visitar la famosa zona vinícola de Sonoma y Napa valley, consideradas como la mejor zona vinícola de California y de todo EEUU.

Día de visita a bodegas y catas varias...

        


He de decir que muy buenos vinos los de allí!.


En definitiva, ciudad de fiestas nocturnas, drag queens, arte y galerías y museos por doquier, gente haciendo deporte y paseos por el muelle, bicicletas y patines, fachadas preciosas, tranvías y cuestas mil, restaurantes y wine bar...


Maravillosa ciudad que me enamoró desde el minuto 0, y en la que yo, lo sé, podría quedarme a vivir para siempre.



I.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

UA-34236627-1